Cáritas Parroquial

La Iglesia, como Cuerpo de Cristo, desarrolla su tarea evangelizadora a través del anuncio de la Palabra, de la celebración de los sacramentos y del servicio de la caridad. Acogiendo el mandato de su Señor y prolongando su entrega generosa en favor de todos los hombres, especialmente de los más débiles y necesitados, la comunidad cristiana trata de construir cada día el Reino del amor colaborando en la transformación del mundo.

caritasPara cumplir esta apasionante misión que nos encomendó el Señor, el grupo de Cáritas parroquial trabaja siguiendo las directrices de Cáritas diocesana sirviendo a las necesidades de los miembros de nuestra parroquia que solicitan ayuda.

En este momento atendemos a ocho familias, aunque desafortunadamente en los últimos meses han ido en aumento. Les acogemos quincenalmente, entregándoles alimentos que los fieles traen generosamente a la parroquia y les visitamos ocasionalmente. Asimismo, les ayudamos a hacer frente a los gastos de la casa.

Desde el equipo de Cáritas parroquial os invitamos a colaborar trayendo alimentos a la parroquia para poder socorrer las necesidades de aquellas familias que soliciten nuestra ayuda.

No obstante, procuramos hacer “algo más” que dar bienes materiales y, en este sentido, siempre tratamos de ir sensibilizando a todos los fieles, pues la caridad es cosa de todos y como decía Santa Teresa de Jesús a sus monjas “obras, hijas, obras quiere el Señor”. En efecto, el amor debe ser la señal por la que se nos conozca a los discípulos de Jesús, teniendo siempre presente sus palabras de que “lo que hicisteis con uno de estos, mis hermanos más pequeños, conmigo lo hicisteis” (Mt 25,40).

Los voluntarios se encargan de este servicio, que se presta todos los Jueves por la mañana de 12:00 a 13:30 h, en los salones del Centro parroquial.

Anuncios