Saludo del Párroco

Querido amigo:

Aprovecho este espacio tan natural ya en nuestros días, para enviarte un saludo en nombre del Señor y de la parroquia, que también quiere hacerse presente en el ámbito de Internet, en los medios más actuales que utiliza nuestra sociedad, que son los que debemos aprovechar como un vehículo actual de evangelización para el hombre de hoy.

Sí, internet también puede ser un medio de evangelización, un medio para dar a conocer la Palabra de Dios y el mensaje cristiano, un medio donde la Iglesia se hace presente, expresando y actualizando lo que Jesús quiere decirnos en cada momento de la historia.vela

El Papa Benedicto XVI expresa esta preocupación en “Ubicumque et Semper”, con estas palabras: “La Iglesia tiene el deber de anunciar siempre y en todas partes el Evangelio de Jesucristo; esta misión ha asumido en la historia formas y modalidades siempre nuevas según los lugares, las situaciones y los momentos históricos…” Por ello, el Papa establece al final del escrito en el Art. 3, nº 4: “estudiar y favorecer el uso de las formas modernas de comunicación, como instrumentos para la nueva evangelización”.

Es curioso y llamativo, cómo la Iglesia a lo largo de los siglos, sin renunciar al depósito de la fe –que es su mayor tesoro-, sigue anunciando en todo tiempo, en todo momento y en toda circunstancia, con los medios más actuales y a su alcance, el Evangelio de Jesucristo.

Creo que esta página en la que te encuentras, ofrece un rico material, para que como cristiano sigas avanzando en el afianzamiento de tu fe.

Deseo que sepas aprovechar muy bien este cauce y que le saques el máximo rendimiento, para que la comunicación con la parroquia sea más fluida y cercana.

Damos gracias a Dios por los regalos que nos ha hecho a lo largo de estos dos últimos años, en los que queremos “Construir la casa de todos”.

Cada uno en su ministerio, desde sus competencias, dones y carismas, habéis respondido con generosidad y entrega. Algunas actividades son más vistosas y reconocidas por todos; otras, tal vez inmerecidamente, menos reconocidas. En todos los casos, nos habéis animado a orar y a celebrar, afrontado tareas y compromisos encomiables que, desde aquí, os quiero agradecer, a todos y a cada uno en particular.

Habremos tenido aciertos y en ocasiones cosas que, sabemos y podremos mejorar para este curso. En todo caso queremos caminar siguiendo al Señor. Cuida a la participación y el sentido de pertenencia a una comunidad que vive y anuncia el Evangelio hacia fuera y hacia dentro de la parroquia.

Nuestra parroquia desea ser cada día más acogedora y misionera. Seguimos necesitando personas que se comprometan, que pongan a disposición de la comunidad sus cualidades y su tiempo, para poder seguir respondiendo a este envío misionero que la parroquia recibe del Señor en Iglesia. Iglesia concreta, la vuestra. Vuestra parroquia. Os esperamos a todos.

Un cordial y fraterno saludo de vuestro párroco.

Anuncios